martes, 3 de febrero de 2015

Reportero del crimen

"PRIMICIA MORTAL" - NIGHTCRAWLER
de Dan Gilroy
con Jake Gyllenhall, Rene Russo, Bill Paxton y Riz Ahmed


Es prácticamente increible, cuando terminamos de ver "PRIMICIA MORTAL / NIGHTCRAWLER" que estemos frente a una opera prima.
La mano con la que Dan Gilroy nos conduce durante todo el film, es la mano de un director que sabe lo que quiere narrar, que no pierde ningún detalle ni deja nada librado al azar y que sabe sostener una trama que se va enriqueciendo sobre sí misma hasta llegar a un final inteligente, ingenioso y tan siniestro como el tinte de oscuridad de los personajes que se van moviendo dentro ese Los Angeles nocturno y tenebroso.
Además, Gilroy por esta primer película ha conseguido consagrarse en la Asociación de Críticos de Boston, Austin, San Diego y Phoenix, en el Festival de Palm Spring y finalmente una nominación al Oscar dentro de la categoría de MEJOR GUION ORIGINAL, que obviamente es merecidísima porque ha encontrado la forma en dentro de una narración de thriller y casi de película de género se pudiese amalgamar una trama mucho más profunda, una ácida mirada sobre los medios de comunicación y en particular sobre el mundo de las noticias y poner a girar dentro de ella a seres dispuestos a sobrepasar los límites y plasmarlo sin ningún tipo de obviedades a las que el género nos puede tener acostumbrados.


En inglés una de las acepciones de "crawler" es un programa automático que analiza páginas web en busca de recolectar determinado tipo de información obviamente invadiendo la privacidad ajena y en un término figurativo puede llamarse a una persona demasiado obsequiosa, a un adulador, un "arrastrado".
"Nightcrawler", tal el titulo original de "PRIMICIA MORTAL" -a quien se le ocurrió semejante traducción que confunde aún más con los thrillers adocenados y vistos hasta el hartazgo?- vendría a combinar en la figura de su personaje central estas dos acepciones enmarcadas en el mundo de la noche.

Este personaje central es Lou Bloom (espectacular tour de force de Jake Gyllenhall, casi irreconocible respecto de otros de sus papeles), alguien que ya desde la primer escena va siendo descripto mediante pequeños detalles como alguien con aprietos económicos, inescrupuloso, violento... dispuesto a todo. 
Casi de casualidad, frente a accidente automovilístico se da cuenta que vinculados con la policía están todos los "noteros" que acuden lo más rápidamente posible a este y otros  incidentes para grabar la noticia fresca y ofrecerla rápidamente a los medios televisivos.

Es en ese momento cuando se le ocurre que una forma de poder ganarse la vida sería como camarógrafo freelance, y se empecinará en llegar antes que nadie a los hechos policiales y por sobre todas las cosas grabar sin ningún tipo de prejuicio e impregnándolo del tinte más amarillista posible para que sea bien rentable en las cadenas de noticias.

Con el marco de la noche de Los Angeles como escenario principal, el hilo conductor es el ascenso de Lou Bloom dentro de los medios (lo que puede traernos algunas reminiscencias de "Todo por un sueño" aquella película de Gus Van Sant con Nicole Kidman y Matt Dillon como protagonistas) y poco a poco nos vamos adentrando en la psicología de un personaje complejo y amoral que evidentemente está dispuesto a sobrepasar cualquier límite en pos de cumplir con su objetivo.
Pero no conviene adelantar mucho más de la trama como para que cada uno como espectador pueda sorprenderse en el desarrollo de la acción.

El guión está construido de forma tal que cuando uno cree en las primeras escenas que está viendo un simple thriller y cuando se deja envolver por el ritmo vertiginoso de la narración, Lou Bloom nos ha engañado: estamos frente a un mecanismo de relojería que irá avanzando en un crescendo constante y abandona ese género para dar mucho más que la mera fórmula de película de acción y suspenso.

Si bien la dirección y el guión de Gilroy son absolutamente sólidos y necesarios como estructura vital de "PRIMICIA MORTAL" el resultado no sería el mismo sin la entrega de Jake Gyllenhaal para este Lou Bloom de antología.
Mucho más cerca de sus trabajos más profundos y recientes como "El hombre duplicado" o "Prisioneros", Gyllenhall abandona por completo el registro simpático de "El amor y otras drogas" "The Good Girl" o el prototipo del héroe en "8 minutos antes de morir" o "El príncipe de Persia" y entrega una composición completamente diferente, elaborada al detalle y con un grado de introspección admirable.
Ya desde los movimientos físicos, la postura, la mirada, su personaje inspira negrura, es perturbador, "mete miedo". 
Algo muy difícil de lograr con sólo un pequeño conjunto de gestos: su cara angulosa, la mirada por momentos extraviada o por momentos clavada frente al otro, los movimientos de sus manos, la sonrisa que por momentos se presenta más como una mueca, todo sirve para que Gyllenhall construya un personaje que claramente quedará como un punto de inflexión muy importante en su carrera.
Es una pena que en esta temporada de premios, Gyllenhall no haya tenido la oportunidad de estar nominado al Oscar (justamente de todos modos es un año donde el rubro masculino ha entregado enormes interpretaciones) porque realmente hace un trabajo que se distingue por sobre todo lo conocido anteriormente.

Como plus, es un placer volver a ver a Rene Russo después de "Los tuyos, los mios y los nuestros" del 2005, desplegando su sensualidad -intacta, una mujer con una gran fuerza en pantalla- en el rol de Nina, quien será la encargada de negociarle a Lou la compra de lo que ha filmado en la calle.
La química en pantalla de Russo-Gyllenhall también suma para que "PRIMICIA MORTAL" sea esa rara avis dentro del cine de género. Son personajes opuestos / complementarios y con una atracción casi enfermiza. Se potencian, respiran la misma amoralidad y esa falta de códigos que los retroalimenta.

Con todos estos elementos sobre la mesa y con un elenco secundario que sabe acompañar (donde también se destaca Riz Ahmed como el ayudante de Lou), NIGHTCRAWLER gana cuando no solamente entrega el ritmo de thriller sino que además se mete con los medios, el amarillismo y el "morbo", la primicia a cualquier precio y la falta de ética en un mundo que parece vanagloriarse justamente de eso.
No solamente profundiza en estos tópicos, sino que no se olvida jamás de que fue construida como un sólido entretenimiento y las dos horas de duración se pasan volando.
Un trabajo notable de Gyllenhall y un guión compacto e inteligente hacen que "PRIMICIA MORTAL" sea una de las imperdibles del año.

No hay comentarios: