lunes, 7 de enero de 2013

Por siempre, Blackie

"Blackie, una vida en blanco y negro"

un documental de Alberto Ponce
con Dora Baret, Nicolas Gil Lavedra, Graciela Mannucci, Guido Pécora, Macarena Ronnow, Sofía Eckerdt y elenco



Casi imperceptiblemente...  y por suerte parece que poco a poco el boca a boca lo está haciendo crecer... se ha estrenado el documental de Alberto Ponce "Blackie, una vida en blanco y negro" en el que se recorre la extensísima carrera de este ícono de la televisión argentina (aunque ha tenido destacadas actuaciones en cine, teatro y hasta en teatro de revistas) en casi dos horas de una interesante mirada tanto para que las nuevas generaciones puedan conocer su trabajo, su trayectoria, su importancia dentro del mundo del arte como para quienes han disfrutado de cada uno de sus programas y aún hoy la recuerdan como la gran figura que ha sido en el mundo del espectáculo.

"Creo que el secreto de mi vida consistió en hacer cosas que nunca había hecho otra mujer. Siempre fui distinta"

Esta y tantas otras frases se entremezclan en reportajes a historiadores, opiniones de colegas y amigos, fotos y material de archivo, filmaciones... y Ponce elige una manera particular de narración.
Primeramente, quizás planteando un esquema demasiado formal, elige contar la historia en forma estrictamente cronológica, pero compensando este modo narrativo estructurado, deslumbra en el "cómo" elige contarla: allí gana con una contundencia y un poder de síntesis magnífico.
Y precisamente en el modo elegido por el director para irnos sumergiendo en la vida de Paloma Efron -Blackie- encuentra a su gran aliada en Dora Baret, quien se convierte en las manos, en los gestos y  fundamentalmente en la mítica voz de nuestro entrañable personaje. 
Mediante la excusa de un reportero que va a visitarla a su casa, Baret-Blackie comienza la narración desde su infancia hasta sus más grandes éxitos televisivos y sus últimos días.
El encarnar al propio personaje dentro del documental mismo es un gran acierto, que suma a la intensidad y  fluidez en la narración y despierta mayor interés en el espectador quien rápidamente se rinde al doble juego documental-ficción, aún con una puesta de documental más tradicional y televisivo.

Pionera, visionaria, estaba allí pisando terreno firme donde ninguna de las otras mujeres de su época había logrado estar. Rebelde, desafiando los designios familiares, se introduce en el mundo del espectáculo dejando un sello personalísimo que perdura a través del tiempo. Un ícono, una marca registrada, todo un estilo, la vida y la obra de Blackie es recorrida mayoritariamente por quienes han escrito sus biografías. Asi aparecen los testimonios de los escritores-investigadores Hinde Pomeraniec (autora de "La dama que hizo hablar al país") y Ricardo Horvath (autor de "Memorias y recuerdos").
Aparecerán asimismo testimonios de la productora televisiva Marta Tedeschi, la periodista Fanny Mandelbaum, gente del mundo del espectáculo como Susana Rinaldi, Pepe Cibrian Campoy, Dina Rot, Luis Pedro Toni, Carlos Ulanovsky e incluso se entrelazan testimonios de las personas que han trabajado con ella en el ámbito domestico que permiten afinar más aún el retrato intimista que pinta Ponce, describiendo en todas sus facetas a una mujer que ha sido íntegra en todos los ámbitos. Se destaca particularmente uno de los testimonios más sentidos, el de Tito Bainoff colega y amigo personal.


Y más fotografías, más fragmentos fílmicos, Blackie como cantante, como actriz (hay un fragmento que juega como un doble guiño, cuando en "Qué es el otoño?" de David KohonBlackie hace de si misma y una joven Dora Baret le pide consejos dentro de la producción televisiva), como estrella televisiva, siendo quizás estos momentos televisivos, aquellos que más han quedado en el recuerdo popular.
Tal como muestra el documental, ella ha sido precursora en el rubro de programas periodísticos, políticos, con panelistas en el estudio, programas de preguntas y respuestas ("Odol Pregunta"), programas como "Volver a vivir" que han marcado todo un estilo y una época, formatos que aún hoy se siguen utilizando en la televisión argentina.
Impresiona la cantidad de personalidades que ha logrado contactar para sus programas de entrevistas, tanto a nivel nacional como internacional: y desfilarán en los recuerdos estrellas como Nat King Cole, Louis Armstrong, Salvador Dalí, Lola Flores, Atahualpa Yupanqui o Ella Fitzgerald un impactante abanico, sumamente ecléctico, en el que ella se ha sabido mover como pez en el agua.
Periodista, entrevistadora radial casi sin igual y productora de programas tan discímiles como "Yo me quiero casar... y ud?", "Titanes en el Ring" o "Derecho a réplica", organizadora de conciertos y de eventos tendientes a la difusión de géneros musicales como el jazz o el nigro spirituals, prácticamente desconocidos en nuestro país en esa época.
También en el documental habrá lugar para su vida amorosa y la figura de Carlos Olvari "Un bohemio, un hombre de la noche y en ese sentido, contradictoriamente, ella era muy convencional, un poco Susanita, le importaban mucho los horarios de la comida y era una obsesiva de la limpieza. Alguna gente que los conoció dice que él le era muy infiel. A los diez años se separaron, pero yo creo que ella siguió amándolo toda la vida“ describe Myriam Escliar en otra biografía "Blackie, con todo respeto".

Un documental narrado desde el sentimiento, describe a la fascinante personalidad de Blackie, una figura absolutamente innovadora en nuestra cultura. Ampliamente Recomendable. 

No hay comentarios: