martes, 20 de marzo de 2012

Les Avants VI: "Les adoptés"

Lazos familiares

"Les adoptés"
de Mélanie Laurent
con Mélanie Laurent, Marie Denarnaud, Dennis Menochet, Audrey Lamy y Clémentine Célarié



Mélanie Laurent ya es una cara conocida no sólo en el cine francés sino también internacionalmente. La conocemos por "Bastardos sin gloria" de Quentin Tarantino, dentro de poco veremos su trabajo en "Begginers" por la que Christopher Plummer ha ganado el Oscar al mejor actor de reparto y entre otros papeles ha brillado en "El concierto" "Paris" y la inédita en nuestro pais "Je vais bien, ne t'en fais pas".
Ahora es el turno de ponerse también del otro lado de la cámara (otra película del ciclo,"Tournée" ,es también el debut como realizador de otro gran actor, Mathieu Amalric Crítica aquí) en su debut en el largometraje con "Les Adoptés".

La historia, inmersa en una especie de matriarcado donde las mujeres dominan el pulso de la historia familiar,  está contada en tres capítulos a partir de tres de sus personajes: Marine, Lisa y Alex. 

Presentamos primero a Lisa -aunque su historia es la segunda en desarrollarse-: ella es la madre soltera del grupo, y vive su presente  expresándose mediante su pasión por la música, dedicada al cuidado de su hijo y enfrentando su imposibilidad de rearmar su vida de pareja (personaje a cargo de la directora, Mélanie Laurent, quien ha lanzado también este año su carrera discográfica en Francia, transformándonse en una artista polifacética).
Marine (Marie Denarnaud en un trabajo delicioso y con un rostro intensamente cinematográfico) se ha convertido en la hermana adoptiva de Lisa cuando se separaron sus padres. 
Atiende una coqueta librería dedicada a literatura anglosajona y es quizás la que más lucha por anclar en los vínculos familiares. Completa el equipo femenimo, su madre, rol a cargo de Clémentine Célarié en un trabajo lleno de sutilezas, que la actriz sabe aprovechar tanto en su mirada compinche a las historias de sus hijas como en los momentos más dramáticos con una máscara emocionada, emotiva y contenida.

Estos personajes femeninos son los que dominan las líneas de esta historia  hasta que aparece Alex (un excelente trabajo de Dennis Ménochet) quien de alguna manera rompe el equilibrio, ese "status quo" alcanzado por estas dos hermanas, un vínculo sólido y estrecho, íntimo y cómplice que se ve "amenazado" ante la aparición de un gran amor para Marine. Ya una vez lograda la incorporación de este "intruso" en el seno familiar, un hecho fatal hará que todo vuelva a desmoronarse para tener que reconstruirse de otra manera, con otro panorama, un nuevo rompecabezas.

Tres historias para contar este tríptico en donde el juego entre equilibrio, desequilibrio y vuelta al nuevo orden, está presente en forma permanente.

Laurent, co-autora también del guión sorprende gratamente con una historia muy bien planteada, con diálogos sumamente inteligentes y alejados de todo tono discursivo, para pararse en la vereda totalmente opuesta y lograr contar una historia tan creíble como conmovedora. No solamente el guión nos acerca situaciones  con un tono sincero y directo, sino que también cada uno de los personajes está muy bien construido -y donde se nota que ha habido evidentemente un gran trabajo de casting- desde la entrega de cada uno de los actores que lo componen.
Mélanie Laurent  en la piel de Lisa, acierta con una composición ambivalente entre el amor a su hermana y los celos que se presentan ante la aparición  de ese extraño, ajeno al seno familiar al que deben incluir.  Y sobre todo tiene un notable desempeño como directora, logrando que la historia, a pesar de transitar momentos realmente dramáticos, no pierda jamás el rumbo de lo que pretende contar.

Con una mirada muy amorosa para cada una de sus criaturas, equilibra con mucha sutileza la tragedia y la esperanza, las luces y las sombras del entramado familiar, las decisiones y las encrucijadas de sus personajes. Se nutre, en algunos momentos, de una voz en off (sin abuscar de ella como pasa en algunos otros guiones) que aparece en momentos especiales en donde acompaña al relato,  y le imprime una  mayor intimidad y logra implicar al espectador completamente en los detalles de  la historia.

Cierra con un epílogo muy a tono con el resto de la historia, en donde sin desbordes ni lugares comunes,  nos deja algunas imágenes que nos acompañan aún después de la proyección. Otro trabajo interesantísimo , una sólida opera prima, dentro del ciclo "Les Avants" de este año.


No hay comentarios: