domingo, 10 de enero de 2010

Besar al sapo...


"La princesa y el sapo" ("The princess and the frog")
un film animado de Ron Clements y John Musker
con las voces originales de Anika Noni Rose, John Goodman, Oprah Winfrey, Jenifer Lewis y Keith Davis


Con "La princesa y el sapo", el imperio Disney vuelve a mostrarse como pez en el agua en el terreno de la clásica animación "2 D" que tantos éxitos de público y de crítica le ha dado.

Animación clásica, argumento clásico: Tiana trabaja duro para cumplir el sueño de su padre: poner un restaurante. La ciudad es visitada por el Príncipe Naveen, un heredero en bancarrota que quiere buscar una chica de familia económicamente acomodada con quien casarse. Y recuerre a la ayuda del Dr. Facilier y su magia negra, quien engañadamente lo convierte en sapo. Ahora necesitará del beso de una princesa para salir del hechiz... y en un baile de disfraces, confunde a Tiana con una princesa y cuando ella lo bese, terminarán los dos convertidos en batracios, comenzando allí la gran aventura de recuperar su forma humana.


Lo más llamativo de esta nueva producción de la factoría Disney, es la elección de New Orleans con el marco de la celebración de Mardi Grass (Carnaval) -con reminiscencias de "El jorobado de Notre Dame"- para desarrollar la historia. Regada por elementos como el vudú, la magia negra del Dr. Facilier, las persecusiones en los pantanos de Louisiana y  la vieja bruja sabia Mama Oddie -sin duda el personaje más logrado del film con una canción a su medida, impactante y pegadiza- se completa con divertidos personajes secundarios como la insoportable Charlotte o el cocodrilo saxofonista.
Como bonus-track, y acorde con el tono afro-americano de la historia, las canciones se mueven al son del rythm & blues, el mejor jazz y hasta toques de gosspel en la impecable banda de sonido del genial  Randy Newman.

Los cuadros musicales y las animaciones relacionadas con el vudú y los "espíritus del otro lado", -que alejan al público infantil con un perfil sumamente negro, bien oscuro-, ganan por el toque irónico y delirante que tenía "Las locuras del emperador". Otras canciones cuentan con el despliegue zoológico y de animales danzantes que tenía "El rey león" o "Fantasía" y la velocidad con la que se mueven en la historia la mayoría de los personajes, se emparenta con la aceleración del genio de "Alladdin".
Para los fanáticos de Disney, encontramos referencias clásicas a "El libro de la selva" en algunas locaciones elegidas, a  "La espada en la piedra" en los duelos de hechizos y conjuros y "Pinocho" con la estrella que nos guía desde el cielo más un perfecto mix de todos los cuentos clásicos de las princesas más famosas de Disney, con mucho de la rebeldía de Belle ("La Bella y la Bestia") y otro tanto del toque autóctono de "Pocahontas", para esta Tiana, tan a tono con la era Obama.

Disney vuelve a demostrar que sabe hornear las mejores recetas de la abuela en materia de animación y que después de algunos fallidos como "El planeta del tesoro", "Atlantis" o mismo para algunos "Chicken Little", puede volver a los clásicos con toda la fuerza de una buena historia. Y en eso, aún no tiene competencia...

No hay comentarios: