martes, 27 de octubre de 2009

Boogie: o como ser políticamente incorrecto... y no morir en el intento

"Boogie, el aceitoso"
con las voces de Pablo Echarri y Nancy Dupláa, dirigida por Gustavo Cova
Basada en el comic de Fontanarrosa


Sinceramente del universo de "Boogie, el aceitoso" no sabía nada de nada. No tuve ni una mínima aproximación ni a este cómic ni al universo mismo de Fontanarrosa en general, razón por la cual fui a ver la película sin ninguna expectativa, ni tampoco puedo establecer si es o no fiel el traspaso del cómic a la pantalla -cosa que a veces poco importa a la hora de disfrutar la película-.


Lo que sí puedo afirmar es que es una película que tiene sus reparos -seguramente el guión podría haber sido más depurado en algunas situaciones y diálogos-, pero que fundamentalmente termina siendo un producto muy digno y sumamente divertido.

Tiene, como plus para los amantes del cine, una infinita cantidad de guiños que animan a la complicidad y a que la propuesta sea mucho más disfrutable.
Rinde homenajes al policial negro, al western, a las road movies, homenajes encubiertos al cine de Tarantino, policías volando por el precipicio emulando a "Thelma & Louise", balas en 3D al mejor estilo Matrix y mucho más, referencias a "Cabo de miedo", a Humprey Bogart, a Marlon Brando y su inolvidable padrino.

Lo distintivo es que destila en cada escena muchísimo humor negro, del más negro que haya visto últimamente y sobre todo, rinde culto a todo lo políticamente incorrecto que se pueda ser. Boogie ES netamente incorrecto: patea vagabundos, fusila perros, odia a los pobres es ordinario, xenófobo, intolerante con las mujeres .... algo más?.

El producto está pensado para distinguirse dentro de la animación tradicional con una propuesta diferente, y de allí el valor que tiene jugar con el riesgo creativo y animarse a más. Echarri demuestra nuevamente que puede dar siempre algún plus y su voz junto con la de Nancy Dupláa son una grata sorpresa.
La propuesta visual es atractiva, con momentos sumamente creativos, explotados mucho más aún con la profundidad que da el 3D.
Algo diferente para una cartelera que venía siendo tan aburrida.

No hay comentarios: