sábado, 5 de septiembre de 2009

Pasando la tarde con Vincent Lindon

La sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín tiene este fin de semana un ciclo de Cine Frances inédito. Me zambullo en la sala para ver dos seguidas -como hace muchísimo tiempo que no hago- y da la casualidad que ambas tienen como protagonistas a Vincent Lindon, actor francés que hasta ahora había pasado un poco desapercibido en mi vida cinéfila.

La primera "Creo que la amo (Je crois que je l'aime)" es una típica comedia romántica donde Lindon hace de un importantísimo empresario, divorciado, que termina enamorándose de una artista plástica que hará un trabajo en su empresa, Elsa, intepretada por Sandrine Bonnaire.
Las idas y vueltas de dos cuarentones que quieren caer rendidos ante una nueva oportunidad en el amor pero tienen todos los reparos de los fracasos anteriores -en el marco de una Paris siempre invitando a enamorarse-, es una de esas comedias románticas livianas, que se deja ver con una sonrisa.

Al rato, Lindon se convertirá en Bertrand, un profesor de alemén que pasa sus días yendo al hospital a la salida de su trabajo, para cuidar a su esposa enferma de cáncer de mama. De esto trata "Aquellos que permanecen (Ceux qui restent)", sobre los que pasan sus días en el hospital cuidando a sus seres queridos.

Pasan los días y comienzan a mezclarse con ese ambiente hospitalario, a compartir sus horas con otros que están pasando por un momento difícil. Y así conocerá a Lorraine (Emmanuelle Devos) quien tiene a su novio internado con otro grave problema de salud.

Totalmente contrapuesta con el film anterior, "Aquellos que permanecen" cuenta una historia de amor nacida a partir de un momento de pérdidas, de angustia profunda, dolor y necesidad de compañía. La película sin embargo, está teñida con un humor finamente irónico en sus diálogos que la hace ganar en credibilidad y en ese encariñamiento con los personajes que siguen vibrando, aún terminada la película.

Vincent Lindon, ha sido un gusto conocerlo: dos buenas películas. Una tarde de sábado a puro cine francés.

No hay comentarios: