domingo, 30 de agosto de 2009

Una más de despedida de solteros y van...

"Qué paso ayer?" ("The Hangover")
de Todd Phillips con Bradley Cooper y Ed Helms

Hay una nueva corriente en la comedia americana, como esas comedias que produce-dirige dirige Judd Apatow, con una mezcla de humor inteligente, cierto humor escatológico, comedia romántica y otros condimentos como "Supercool" "Ligeramente Embarazada" "Forgetting Sarah Marshall" y otras de su factoría.

De todos modos, prefiero aún más esa nueva ola de comedia americana como la de Sacha Baron Cohen con "BORAT" (que ahora tiene un nuevo título en su haber "BRUNO" totalmente zafado e impresionantemente divertido) a la que adscribo totalmente, un humor irreverentemente inteligente con crítica al sistema -burlándose de los temas que los americanos odian encarar - y otros complementos que lo hacen muy interesante.

Asi venía presentada "Qué pasó ayer?" ("La Resaca" en su título original que le viene mucho mejor...), como una comedia que no solamente batió records en Estados Unidos sino que comenzaba a perfilarse como el estilo de la nueva comedia americana que se viene imponiendo. Lamento desilusionarlos si es que esperaban que apareciera algo nuevo en este género: todo lo contrario.


Se repite la vieja receta de película con despedida de solteros desenfrenada y ahora por obra de una confusión con unas pastillas que tiene uno de los protagonistas, nadie logrará recordar lo que pasó esa noche: cuando se despiertan lo primero que pasa es que perdieron al amigo que se casa al día siguiente. Encuentran en cambio la habitación caóticamente desordenada, a uno de los protagonistas le falta un diente, aparece un bebé en un placard, hay una gallina dando vueltas por un cuarto de hotel de Las Vegas cinco estrellas, un colchón clavado en un adorno del hotel en la terraza y hasta un tigre en el baño -que luego se sabrá que es propiedad de Mike Tyson-!.
Con estos elementos, la película pintaba para el delirio.
Sin embargo, es una sucesión como de "sketches" pegados al estilo collage -sin una mayor coherencia interna-, y si bien tiene algunas cosas simpáticas, para mi gusto, le falta muchísimo para provocar la carcajada que quedó en el camino.

Otra vez será...

No hay comentarios: